El éxito del diálogo social lanza SmartMAD2021 y asegura la perennidad del Centro de producción del Grupo PSA en Madrid

Hoy, 22 de mayo de 2017, con el apoyo del 92% del comité de empresa y la adhesión de las organizaciones sindicales UGT, USO, CCP y CCOO, se ha firmado el nuevo acuerdo social que supone el lanzamiento efectivo de SmartMAD2021 y asegura la perennidad del Centro de producción del Grupo PSA en Madrid, un centro referente de la industria del automóvil española, con más de 66 años de historia.

Este nuevo plan de competitividad se basa en un compromiso firme de las partes que han suscrito el acuerdo para crear las condiciones de rentabilidad necesarias, en la trayectoria del conjunto del Polo Industrial Ibérico del Grupo PSA, que permiten la atribución de un nuevo vehículo en el Centro de Madrid y asegurar así su actividad durante la próxima década. El proyecto SmartMAD2021 contempla una inversión por parte del Grupo PSA de 144 millones de euros para situar la planta de Madrid al más alto nivel de su dispositivo industrial con un proyecto que prevé la introducción de la nueva plataforma CMP de última generación, que incluye una versión 100% eléctrica.

El acuerdo social estará en vigor entre el 7 de junio de 2017 y el 31 de diciembre de 2020, con la concentración de la producción en un equipo de trabajo para responder a las previsiones actuales en dicho periodo. Las medidas incluidas, con un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) durante este periodo, estarán siempre acompañadas de un dispositivo reforzado y equilibrado socialmente responsable, que tiene por objetivo facilitar la transición más allá de las exigencias legales, sin tener que recurrir a medidas estructurales, y poder asegurar de esta forma el futuro del centro. A partir del año 2021 será puesto en marcha un nuevo plan de competitividad con la industrialización del nuevo modelo, cuyo objetivo es contribuir a la consecución y sostenibilidad de los objetivos de rentabilidad de la planta.

Este histórico acuerdo es fruto de la calidad del diálogo social existente en el seno de la planta de Madrid que ha venido demostrando, a lo largo de su historia, su capacidad de adaptación a un entorno complejo y en constante evolución.

Durante la firma del acuerdo, la Dirección y las Organizaciones Sindicales firmantes han declarado: “Saludamos la madurez de las relaciones sociales que permitirán de forma habitual un diálogo sereno dentro del papel de cada uno de nosotros, para construir de forma conjunta nuestro futuro industrial en la Península Ibérica”.