Prueba de comunicación entre vehículos e infraestructura al servicio de la conducción autónoma en Vigo

CTAG y Groupe PSA prueban, por primera vez, la contribución de las tecnologías de comunicación para el desarrollo de funciones automatizadas de vehículos en el entorno urbano de Vigo.

El objetivo de estas pruebas fue validar el resultado de la comunicación entre el vehículo y la infraestructura en zonas urbanas. Gracias a las tecnologías de comunicación IoT (Internet of Things) y V2X (Vehicle to Everything) se generarán nuevas experiencias de movilidad.

Las pruebas se centraron en el estacionamiento automatizado en aparcamientos, realizada en el parking público de Praza do Rei, y en la conducción autónoma en zona urbana, demostración que se hizo en la calle Gran Vía, con regulaciones de velocidad óptima al acercarse a un semáforo y la protección de usuarios vulnerables.

En palabras de Ignacio Bueno, Director del Centro de Vigo de Groupe PSA, “este proyecto en Vigo completa las pruebas ya realizadas por el Grupo PSA en Galicia, Europa y China. Estas iniciativas configuran el ecosistema que se necesita implementar para la puesta en marcha de las tecnologías de conectividad al servicio de la conducción autónoma”.

Por su parte, Luis Moreno, Director General de CTAG, aseguró que “el proyecto AUTOPILOT contribuye a fortalecer la estrategia de investigación de CTAG como centro de referencia europeo para el desarrollo de vehículos inteligentes. Además, consolida la alianza estratégica con Groupe PSA en el campo de la conectividad y del vehículo autónomo”.

 

Gracias a la comunicación con la infraestructura, las dos situaciones de conducción urbana probadas contribuyen a la anticipación y adaptación de la velocidad del vehículo para una conducción controlada más fluida, segura y ecoresponsable. En palabras de Abel Caballero, Alcalde de Vigo: “Con la participación en este proyecto se reafirma el compromiso de la ciudad, iniciado hace ya diez años, de facilitar la integración de las modernas tecnologías de la comunicación con las infraestructuras viarias y el tráfico de vehículos. La ciudad posibilitará su desarrollo e implantación presente y futura. Es esencial”.

Las pruebas forman parte del Proyecto Europeo Autopilot lanzado a principios de 2017. Este programa explora y evalúa la contribución de las nuevas tecnologías de la comunicación al servicio de la conducción autónoma. En él participan 5 ciudades europeas, entre ellas la ciudad de Vigo, que pone a disposición zonas urbanas y gestiona las adaptaciones de las infraestructuras necesarias. CTAG (Centro Tecnológico de Automoción de Galicia) pilota el proyecto y coordina las pruebas técnicas. En los próximos meses continuarán las pruebas en Vigo.